25/02/2020 | Ahora Malvinas | Espectáculos

Espectáculos

Luci Portillo, la voz prometedora de Malvinas Argentinas

La joven cantante estará presente en el segundo aniversario de AM y buscará endulzar con su voz a los invitados del evento. Conocé su historia en la nota.

El próximo 27 de febrero, AM cumplirá dos años en el ejercicio del periodismo. Un periodismo que supo ser responsable y estar comprometido con la región en la que se desarrolla. Elegimos hacerlo de la mejor manera: apostando al futuro y a nuestro rol comunitario. Es por ello que no sólo premiaremos a los vecinos que hacen grande a cada una de las localidades en las que prestamos servicio, sino que también le daremos lugar a jóvenes artistas. Luci Portillo es parte de ese camino que tendrá como espectadores a autoridades regionales y provinciales y a referentes de diferentes instituciones, quienes serán parte de la aventura.

La elección de los artistas que estarán a cargo de la musicalización de la noche, tiene en esta ocasión un significado especial. La innovación, la juventud y la dedicación que representa a cada uno es casi homologable a lo que intenta transmitir a diario nuestro medio de comunicación.

 

Luci Portillo: una voz que promete

 

Tiene tan sólo 17 años y es oriunda de la querida Malvinas Argentinas. Su carrera musical comenzó en las reuniones familiares, cuando a los diez años se animaba a cantar las mismas canciones que su abuelo escuchaba mientras viajaba cientos de kilómetros arriba de su camión. Por entonces, él fue testigo de sus primeros pasos y en esos dúos que nacen en las rutas interminables, el folclore se apoderó de una voz indescriptible.

Desde ese primer chamamé que interpretó ante su padre, Luci recorrió un largo camino. A pesar de su corta edad, los momentos vividos fueron muchos y muy fuertes. La primera vez que cantó, su papá se levantó emocionado para abrazarla. Es un recuerdo que está con ella siempre: “Él ya no está con nosotros, pero me acompaña cada vez que interpreto una canción”, confiesa.

 

 

Una de las cosas que más le apasionan es su conexión con el público. Se emociona con cada aplauso, cada vez que alguien se pone a bailar con la melodía que sale de su voz y cuando el espectador se levanta de la silla para exigir que el show no termine. Cuando le piden otra, vuelve a tocar su guitarra para darles el gusto. “Me gusta dedicarle a la gente las canciones que me pide, pero también cuando me subo al escenario trato de interpretar lo que siento”, sostiene.

Cuando falleció su papá, su abuelo le ofreció grabar su primer álbum discográfico. Fue un momento especial. Hoy prepara un nuevo disco en donde se dio el lujo de elegir algunos temas de cumbia. En su mixtura, Luci Portillo representa la esencia de lo que la gente elige escuchar.

 

 

Se identifica con Tamara Castro; su música y sus letras no dejan de emocionarla. Otro de sus referentes, Abel Pintos, cumple el mismo día que ella. Son dos cantantes que la hacen soñar con subir a los escenarios donde ellos se hicieron grandes.

Pero la música no es todo para Luci. Comparte esa pasión con la abogacía, a pesar de conocer lo difícil que es poder meterse de lleno en ese mundo, y su hija. Cuando habla de Alice, a quien tuvo de muy joven, su voz se quiebra y no puede evitar pensar en otras jóvenes que quizá estén en una situación similar.

“Me gustaría transmitir un mensaje: si hay alguna niña a la que le gusta el folclore, que no tenga miedo. Y si hay alguna chica que esté embarazada, que sepa que un hijo no es un impedimento para bajar los brazos. Todo lo contrario, te da más fuerzas para seguir”, sugiere. En esta declaración Luci Portillo pintó a la perfección, la fortaleza de una personalidad y una voz con un futuro sin limitaciones.