17/09/2019 | Ahora Malvinas | Salud

Salud

Nuevos casos de sarampión en tres niños no vacunados

Desde la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, adujeron que son los padres antivacunas quienes ponen en riesgo a sus hijos y al resto de la población.

Ante los tres casos de sarampión dados a conocer por la Secretaría de Salud de la Nación en niños que no estaban inmunizadas, el médico infectólogo Roberto Debbag (MN: 60253) dijo a Cadena 3 que "no hay razón para dudar de la protección de las vacunas".

 

Debbag, quien también es integrante de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, aclaró que los tres casos confirmados en Buenos Aires abarcaron a un niño de 11 meses -a quien aún no le correspondía estar vacunado- pero que contrajo el virus que está circulando; y a dos niños españoles que estuvieron en el país.

"Los dos niños españoles viajaron a Argentina y volvieron a España en un avión donde había 47 adolescentes argentinos que iban a Londres y al regresar están siendo controlados. Estos niños españoles tenían edad de vacunación y no habían sido vacunados", advirtió.

El especialista recordó que en países de Europa, en Estados Unidos y Canadá, hay familias que deciden no vacunar a sus niños, pero cuando viajan pueden trasladar el virus. Afortunadamente, Debbag destacó que "en Argentina como es alta la tasa de cobertura son casos esporádicos y no se producen brotes epidémicos, sino aislados en niños donde por la edad aún no fueron vacunados o en otros grupos donde están vacunados pero que se controla la población".

 

En cuanto al movimiento antivacunas, el especialista recordó que "la ley argentina actual toma la vacunación como un bien público y una política pública, y por ello los padres que deciden no vacunar a sus niños los ponen en riesgo a ellos y al resto de la población". "La reglamentación va a sancionar a los padres que deciden no vacunar a sus niños", enfatizó.

En este marco, dijo que los niños no vacunados además del riesgo de contraer la enfermedad pueden tener complicaciones en el futuro a raíz del sarampión.

"Muchos de estos niños, pasadas las dos o tres décadas pueden hacer una enfermedad neurológica por el sarampión que tuvieron en la infancia. No son sólo las complicaciones inmediatas sino lo que les puede pasar luego de muchos años de tener sarampión", indicó.

"Es una enfermedad que puede ser prevenida por vacunas, que tienen una alta eficacia y son vacunas seguras. No hay razón para dudar de la protección de estas vacunas", concluyó.