17/09/2019 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Colombia registra el peor incendio forestal en 20 años

Organismos de socorro informaron que los más de 2.200 focos son por causa del cambio climático y las quemas humanas. La Amazonía colombiana no fue afectada.

Más de 2.200 incendios forestales fueron registrados en Colombia en lo que va de 2019, la cifra más alta de los últimos 20 años, debido al cambio climático y a las quemas realizadas por particulares, informaron este lunes organismos de socorro.

Los incendios "se han incrementado enormemente respecto a otros años", señaló Eduardo González, director de la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), en rueda de prensa en Bogotá.

Desde enero, 2.217 conflagraciones fueron registradas por el organismo en Colombia, afectando unas 128.777 hectáreas, principalmente en los departamentos de Tolima, Cundinamarca, Huila (centro), Cauca y Nariño (suroccidente).

La mayoría fue provocado "por la mano del hombre en el intento de adecuar terrenos para la siembra de productos" agrícolas, denunció González.

Por su parte, el capitán Germán Miranda, director nacional de bomberos, señaló al calentamiento global como un factor agravante de los incendios.

"Antes, los niveles de temperatura ambiental nos permitían controlar los incendios más rápido. Ahorita nos estamos enfrentando a hasta 42-43 grados centígrados. Los hace coger mucha más fuerza, los hace afectar más áreas y los hace más recurrentes", manifestó a la AFP.

La cifra de este año es "el pico más alto" desde que se tiene un registro de los incendios, en 1999, agregó.

Según los organismos de socorro, la Amazonía colombiana no fue afectada por los incendios este año, a diferencia de lo que ocurrió en Brasil y en Bolivia, donde las llamas devoraron miles de hectáreas.

En Brasil, desde enero hasta el 5 de septiembre, los satélites del instituto de observaciones espaciales (INPE) contabilizaron 96.596 focos de incendio, un 51,4% de ellos en la región amazónica.

En Bolivia, el fuego arrasó desde mayo con 2 millones de hectáreas de bosque y pastizales, entre ellas áreas protegidas, según cifras oficiales.