11/07/2019 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Tragedia en Puerto Rico: una beba de un año y medio murió al caer de un crucero

La criatura cayó por una ventana abierta del piso 11 que su abuelo pensaba estaba cerrada. La familia culpó a la compañía naviera por lo que consideran una negligencia.

Tenían que ser vacaciones de ensueño en familia, pero todo terminó en tragedia. Una beba de 18 meses murió este domingo al caer desde el piso 11de un crucero atracado en el Muelle Panamericano de San Juan, en Puerto Rico.

El secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Puerto Rico, Elmer Román, indicó que se trata de la hija de un matrimonio de estadounidenses que viajaba en el crucero con los abuelos paternos y maternos cuando se produjo el incidente.

 

Según Román, uno de los abuelos de la pequeña Chloe Wiegand supuestamente la asomó por una ventana abierta del Freedom of the Seas, y se le resbaló de las manos y cayó al vacío. Murió en el acto al chocar contra el pavimento.

"Homicidios está aquí investigando", sostuvo el funcionario, tras confirmar que las autoridades puertorriqueñas son las responsables de llevar a cabo la pesquisa.

La versión de la familia

El abogado de la familia sin embargo dio otra versión de los hechos y acusó a la compañía naviera de negligencia. "Creo que habrá culpa significativa en la compañía del crucero y haré todo lo posible para que respondan por lo que me parece es negligencia", dijo el abogado, Michael Winkleman, desde San Juan.

 

Según explicó, la nena y su abuela se encontraban en un espacio destinado a los niños, por lo que le llamó la atención que se pueda abrir la ventana en una pared de cristales sin ningún tipo de advertencia.

 

Winkleman afirmó que el abuelo, Salvatorre Anello, colocó a la criatura en una baranda cerca de una de las ventanassin percatarse de que estaba abierta, para que pueda golpear el vidrio como le gustaba hacer cuando miraba los partidos de hockey sobre hielo de su hermano mayor. "Un segundo después, ya no estaba más", contó el abogado a CNN.

"Esto no es como la historia de Michael Jackson, cuando estaba colgando a su hijo por la ventana", sostuvo el abogado.

Por ello, insistió en que Royal Caribbean es responsable, razón por la que hará todo lo posible para que admitan sus posibles negligencias por el accidente que le costó la vida a la beba.

La Policía podría recurrir a grabaciones de cámaras de seguridad para corroborar esa versión y acusar al abuelo de asesinato, homicidio o negligencia.