14/05/2019 | Ahora Malvinas | Economía

Economía

El precio de la soja volvió a caer a un mínimo en 12 años

La posición julio está en US$ 294,87 la tonelada, el valor más bajo desde diciembre de 2008. La causa sería la guerra comercial entre EE.UU. y China.

Los futuros de la soja volvieron a caer en la rueda de este lunes en el Mercado de Chicago y perdieron cerca de US$ 2,5 por tonelada hasta mínimos de diciembre de 2008 por la nueva escalada en las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y los amplios stocks estadounidenses.

La posición julio resignó US$ 2,48 (0,83%) hasta US$ 294,87 la tonelada.

Los retrasos en la siembra en el Medio Oeste de Estados Unidos podrían llevar a un traslado de parte de la superficie destinada al maíz a la siembra de soja, lo que aumentaría los ya abultados stocks de la oleaginosa.

A ello se sumó la intensificación de la lucha comercial entre las dos principales economías del mundo, con el incremento de los aranceles estadounidenses a los productos chinos y la orden del presidente estadounidense, Donald Trump, al representante de Comercio de ese país, Robert Lighthizer, de comenzar a imponer aranceles a todas las importaciones restantes de China.

Este lunes, el Gobierno chino informó que ese país nunca se rendiría a la presión externa, recordó la Bolsa de Comercio de Rosario.

En tanto, el último informe mensual de oferta y demanda del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) también puso presión sobre los precios al elevar su previsión de los stocks finales de soja de ese país para la campaña 2018/19 a 27,1 millones de toneladas, un récord histórico.

La cifra podría aumentar si los compradores chinos cancelan los cargamentos de soja estadounidense que compraron, pero que aún no han sido enviados.

Entrevistado por Cadena 3, el economista Juan Manuel Garzón dijo este lunes que la soja y sus derivados están cayendo "anticipando aranceles y un conflicto comercial cada vez más intenso entre estas Estados Unidos y China".

"De todos modos, creo que los productos sudamericanos deberían empezar a separarse de esta tendencia que se está viendo en Chicago y defender un poco mejor los precios de nuestros productos. Veremos si eso sucede o si quedamos presos de este conflicto entre las dos potencias", explicó Garzón.

En ese marco, detalló: "La soja ha perdido US$ 590 o más desde principios de año. Puesto en perspectiva significa 3 mil millones de dólares menos de los que dispondría el país. No es un buen dato en una economía que necesita seguir generando muchas divisas para hacer frente a su funcionamiento y a las acreencias que tenemos".

"Es una mala noticia que este año se diluye un poco por la excelente cosecha. El problema puede quedar para el año que viene en caso de que los rindes o la producción no sean tan buenos. Me parece que vamos a ver poca comercialización de soja argentina en estos días o semanas para defender el precio", añadió.