07/05/2019 | Ahora Malvinas | Salud

Salud

Argentina toma medidas para controlar a las superbacterias

El uso irracional de medicamentos en animales y humanos es la principal causa del fortalecimiento de las bacterias y, es también, un problema a combatir.

Para hacerle frente a las superbacterias que acechan a los seres humanos y a los animales, en la Argentina se están tomando medidas para que se utilicen los medicamentos de una manera más racional. Durante 2019 se harán prohibiciones graduales del uso de antibióticos como promotores del crecimiento de los animales y se regularán las cantidades de comprimidos en cajas para los tratamientos en humanos.

El problema del avance de las superbacterias, conocido como resistencia a los antimicrobianos, es una amenaza global. Según el nuevo reporte del Grupo de Coordinación entre agencias de las Naciones Unidas “no podemos esperar.Si el mundo no actúa urgentemente, la resistencia a los antimicrobianos tendrá efectos desastrosos en una generación”. Se estima que hoy mueren 700.000 personas por año por infecciones resistentes a los antibióticos en el mundo.

De acuerdo con el pronóstico del Banco Mundial, las muertes podrían ascender a 10 millones por año a partir del año 2050. Ese impacto también afectaría al desarrollo social y económico de la humanidad.

“El daño económico anual de la resistencia a los antimicrobianos podría ser comparable al de la crisis financiera mundial de 2008-2009, pero sin un final a la vista”, comparó el informe difundido por la ONU. La dificultad para resolver el problema reside en que diferentes factores relacionados con el comportamiento humano han contribuido a que las superbacterias sean hoy una amenaza real.

Se prescriben antibióticos o las personas se automedican y los consumen cuando no están sufriendo una infección que los requiera. En otras oportunidades, no se usan pruebas de diagnóstico apropiadas para identificar si realmente los enfermos están afectados por una bacteria.

Todas esas acciones llevaron a que las bacterias resistentes a los antibióticos disponibles crecieran en sus poblaciones, y que ahora el abanico de medicamentos eficaces sea más limitado. Entre otras consecuencias, se registran fracasos de los procedimientos como el trasplante de órganos, quimioterapia y diálisis renal. Recién este año en la Argentina se esperan dar los primeros pasos para resolver la situación.