11/01/2019 | Ahora Malvinas | Sociedad

Sociedad

Unquillo: vecinos reclaman por una escuela en construcción desde hace 13 años

Padres, alumnos y docentes de la escuela de enseñanza especial Luis Morzone se movilizaron en reclamo de la culminación de su nueva sede, que se encuentra paralizada desde hace tiempo.

Este jueves, padres, alumnos y docentes de la escuela de enseñanza especial Luis Morzone se autoconvocaron en reclamo de la culminación del edificio que funcionará como su nueva sede. La obra se encuentra paralizada y está en construcción desde hace 13 años.

En lo que fue su tercera marcha, los manifestantes se trasladaron dede la calle 25 de mayo hasta la esquina de la Avenida San Martín y Chaco, donde se alza la nueva estructura. La protesta fue pacífica y el mensaje el mismo: que terminen y se les otorgue el nuevo establecimiento. 

Actualmente, el edificio se encuetra en un 80 por ciento de avance en su construcción. Sin embargo, la obra se encuentra paralizada.  Los trabajos comenzaron hace más de una década con fondos del Gobierno Nacional, pero sufrieron diversas interrupciones desde entonces por falta de pago a las empresas y disidencias entre la Provincia y la Nación por las obligaciones en los trabajos que le corresponden a cada jurisdicción.

 

Foto de archivo

 

“Los alumnos, padres y docentes ya no damos más. Vemos que el edificio está prácticamente terminado, pero desde hace 13 años, seguimos dando clases en una casa que presenta un estado deplorable. Está lleno de goteras, el sistema eléctrico es tan precario se corta la luz tres o cuatro veces por día,  el patio se inunda cada vez que llueve, y demás problemas. No estamos en condiciones de dictar clases así, ni poder impartir lo que los estudiantes merecen”, explicó en la anteúltima marcha Marcela Prados, directora de la institución, a La Voz del Interior.

La obra está custodiada por un guardia de seguridad, pero ya sufrió actos de vandalismo, otro problema que le pone presión a sus futuros ocupantes.

Los reclamos de la comunidad educativa continuarán por las vías administrativas y con nuevas marchas con mayor participación vecinal hasta que se reanuden y terminen los trabajos en el nuevo edificio, según aseguraron los manifestantes.