07/01/2019 | Ahora Malvinas | Política

Política

El radicalismo del Departamento Colón inclina la balanza en favor de Mestre

A pocos meses de las elecciones provinciales, todo indica que los intendentes intentarán garantizar triunfos previos a la elección del 12 de mayo para ayudar a Mestre en su carrera a la gobernación.

A escasos meses de las elecciones provinciales, el mapa radical muestra hoy grandes disidencias. Por un lado, están quienes apoyan a Ramón Mestre sin titubeos en sus intenciones de ser gobernador; por el otro,  un puñado de dirigentes más conservadores y que han distado de apoyar al capitalino por diferencias internas en el partido, razón por la que se ubican más cerca de Mario Negri.

En esos dos grupos se identifican fácilmente tres grandes nombres. En el primer costado Myrian Prunotto, intendenta de Estación Juárez Celman desde el año 2011, y quien está habilitada para competir por un tercer período luego de la modificación de la Ley Orgánica Municipal, la cual estableció un tope a las reelecciones indefinidas. Prunotto no sólo se ha mostrado muy cerca del intendente cordobés, sino que también supo cosechar adhesiones en sus primeras dos gestiones y en la actualidad se puede decir que su figura trasciende los límites del departamento.

En el bloque de quienes apoyan a Mestre también suena fuertemente el nombre de Daniel Arzani, quien completó un total de 16 años en el poder en Malvinas Argentinas y decidió en 2015 formar parte del gabinete de la Municipalidad de Córdoba -es hoy secretario general-, dejándole el mando a su prima, la radical Silvina González. Arzani forjó importantes lazos con la máxima autoridad del Palacio 6 de julio, y su camino estaría enmarcado a la par, asumiendo el rol que le sea otorgado. En ese sentido, los indicios apuntan a que sería quien le dispute al peronismo la representación del departamento en la Legislatura Provincial.

Por otra parte, otra de las personalidades radicales de más renombre es Daniel Salibi, quien se asoma a la posibilidad de ir por un quinto mandato. El intendente de Mendiolaza dijo hace unos meses en una entrevista a Vía Córdoba que definiría su futuro político los primeros días de enero, pero hasta el momento no ha habido definiciones. Los más probable es que Salibi, quien se ha mostrado alejado de Mestre, vaya por un nuevo mandato e intente acoplarse a la estrategia de sus compañeros en Colón.

Este pequeño mapa nos permite entender cómo la balanza está inclinada a favor de Mestre. El apoyo de dos de los tres radicales más influyentes, sumado al favoritismo que otros mandatarios de la región han hecho público, se complementaría de manera lineal con el gran caudal de votos asegurados que el exponente tiene en la ciudad que gobierna. Esto, sin duda, complicaría más a Mario Negri ante una eventual interna de Cambiemos.

La estrategia del partido en el Departamento Colón, entonces, parece estar puesta en lograr la mayor cantidad de triunfos posibles en las localidades cuyos líderes son mestristas y entonar al precandidato de cara a las elecciones provinciales del próximo 12 de mayo. Esta es, además, la razón por la cual aún es una incógnita la fecha de los comicios en dichos municipios.

Según precisó a este medio una alta fuente del partido, la idea es que aquellas jurisdicciones donde las figuras políticas al mando estén desgastadas o se vean amenazadas por el avance peronista puedan llegar airosas en favor de un nuevo mandato y, por otra parte, que cada triunfo le permita a Mestre sumar adhesiones en todo el territorio cordobés, impulsadas por los resultados positivos que pudiesen conseguir sus pares.

Las posibilidades de los municipios radicales, entonces, se resumen a dos: o se suben a la fecha establecida por la Provincia, o se deciden entre el 14 y el 28 de abril. Sea como fuere, aquellas ciudades que no posean Carta Orgánica propia tendrán como plazo máximo para establecer el día de los comicios hasta mediados de febrero, es decir, dos meses antes de las provinciales. Mientras, aquellas que sí tengan Carta Orgánica podrán seleccionar los plazos que deseen.

 

 

Cómo se moverán las figuras de la UCR

 

Si hay algo que une a los intendentes más influyentes del partido, es que todos ellos están habilitados para un nuevo mandato. 

De punta a punta, el Departamento se ha constituido en un cordón anti peronista, a excepción de municipios como Colonia Caroya o Unquillo, dos de las ciudades soñadas por la oposición a Schiaretti. En tal sentido, de cara a los comicios municipales no hay señales de nuevos protagonistas, sino más bien de renovación de mandatos. 

 

 

De las siete jurisdicciones que administra en la actualidad la UCR en el Departamento Colón, cinco habrían puesto ya sus fichas en el tablero en pos de una reelección. 

Omar Albanese en Río Ceballos y Oscar Lauret de Colonia Tirolesa aún no confirmaron que participarán en la elección 2019, pero  lo cierto es que están habilitados. Sin embargo, este último tiene la particularidad de que su imagen ha sido desgastada, fundamentalmente tras las ruptura con el partido Pro, cuya dirigencia está en manos de Sebastián Mira, un joven que intentará marcar precedente en la ciudad y competirle de igual a igual a Lauret.

Myrian Prunotto de Estación Juárez Celman y Daniel Salibi de Mendiolaza, en tanto, van por un último mandato luego de reelecciones previas, ya que la primera va por el tercer período consecutivo y el segundo por el quinto. Este, recordamos, es un límite impuesto por la modificación de la Ley Orgánica Municipal.

En el caso de Malvinas Argentinas, por último, Silvina González tampoco confirmó su candidatura, pero la posibilidad de que su antecesor, Daniel Arzani, vaya por la Legislatura, refuerza la idea de una nueva presentación en estos comicios. González se ha mostrado prudente con el tema en las últimas apariciones públicas y, si bien hizo saber sus intenciones de ir por un nuevo período de gobierno, dejó trascender que está a la espera de que el comité local le de su respaldo para competir.