22/12/2018 | Ahora Malvinas | Política

Política

Sandra Arroyo Salgado renunció a la querella en la causa Nisman

La jueza de San Isidro, y madre de las hijas del exfiscal, hizo alusión a la salvaguarda de su núcleo familiar.

La jueza de San Isidro Sandra Arroyo Salgado renunció a la querella, que ejercía en representación de sus hijas, en la causa que investiga la muerte del exfiscal Alberto Nisman.

La magistrada aludió cómo razones a la salvaguarda de su núcleo familiar y a una serie de amenazas recibidas a los largo del proceso judicial.

Asimismo, a través de una carta, aclaró que la decisión no implica renunciar a “los derechos que la ley acuerda a la víctimas en el proceso penal “.

“Hago saber que la presente decisión se impone, a esta altura ya impostergable, ante la necesidad de adoptar medidas tendientes a garantizar la protección y salvaguarda del núcleo familiar primario de quien en vida fuera Natalio Alberto Nisman. Ello atendiendo al impacto emocional causado por el hecho objeto de la investigación cuyas secuelas persisten al día de hoy”, afirmó Arroyo Salgado en el escrito que se difundió este viernes.

Desde el comienzo de la investigación, sobre la muerte de Nisman, la expareja del fiscal apuntó a la hipótesis de un magnicidio. Además impulsó el traspaso de la investigación hacia el fuero federal.