08/09/2022 | Ahora Malvinas | Ciudad de Córdoba

Ciudad de Córdoba

Comenzó el Juicio por Blas Correas: todo lo que tenés que saber hasta ahora

13 uniformados están imputados. Dos serán juzgados por homicidio calificado agravado y el resto por encubrimiento.

Lo ocurrido

 

Valentino Blas Correas (17 años) fue asesinado de un balazo en la espalda el 6 de agosto de 2020. Agentes de la Policía de Córdoba abrieron fuego contra el Fiat Argo en el que se trasladaba junto a otros cuatro amigos. Este miércoles, la familia del adolescente verá en el banquillo a los acusados por el crimen y el encubrimiento.

 

Todo ocurrió a la altura del complejo Pablo Pizzurno, en la zona sur de la ciudad de Córdoba. Después de eso, los uniformados de la patrulla plantaron un revólver para encubrir el caso de gatillo fácil.

 

 

A dos años del asesinato, inicia el juicio oral y público en la Cámara Octava del Crimen. Son 13 los agentes imputados. La causa tiene bajo la lupa el accionar policial: por un lado, el crimen a balazos, y por otro lado, el intento por desviar la investigación, que incluyó un arma plantada.

 

Los principales acusados

 

Los cabos primero Javier Catriel Alarcón (32) y Lucas Damián Gómez (36) son los principales acusados. Ambos serán juzgados por homicidio calificado agravado. También por tentativa de homicidio al disparar contra los otros adolescentes que se encontraban en el auto. De ser declarados culpables, serán condenados a prisión perpetua.

Los restantes 11 efectivos policiales responderán por los delitos de encubrimiento agravado y omisión de los deberes de funcionario público. Las penas para estos casos van de 1 a 6 años de cárcel.

 

El juicio hasta ahora

 

La mamá de Blas llegó al juicio con los amigos que iban en el auto: son los sobrevivientes de la balacera policial. Soledad Laciar pidió respeto por ellos. Dijo que las "responsabilidades políticas llegan hasta el gobernador".

 

Pasaron de compartir una cena de amigos a ser víctimas de una tragedia en segundos. Aquella madrugada del 6 de agosto del 2020 cinco amigos iban en un Fiat Argo cuando policías de Córdoba abrieron fuego y asesinaron de un tiro en la espalda a Valentino Blas Correas (17).

 

Para el fiscal fue una “masacre” y “una ejecución extrajudicial”.

Fernando López Villagra fue el primero en presentar la acusación contra los 13 policías.

 

 

El fiscal de Cámara, Fernando López Villagra, usó términos muy contundentes para describir los hechos ante los jurados populares. La acusación fue descrita con detalles minuciosos. De manera tajante, aseguró: “Valentino Blas Correas fue asesinado de manera brutal y absurda”.

 

El funcionario judicial calificó el crimen como “una masacre” y sostuvo que con el operativo de encubrimiento pusieron en crisis a la fuerza de seguridad provincial. También remarcó que se trató de un “episodio de violencia institucional y estatal”.

 

El otro fiscal de cámara, Marcelo Hidalgo, consideró que hubo un "mecanismo de encubrimiento y ocultamiento". El fiscal le puso nombre a esa trama evasiva: "La maquinaria tropera".

 

En el juicio que comenzó este miércoles, Hidalgo presentó el caso al jurado popular integrado por ciudadanos comunes que acompaña a los jueces técnicos de la Cámara Octava del Crimen. El fiscal detalló una "cadena de eventos y actos" para encubrir, desviar la investigación y proteger a los autores del asesinato del adolescente de 17 años.

 

Hidalgo trazó una línea de tiempo que inició a las 00:04 hora del 6 de agosto, cuando Leandro Quevedo y Ezequiel Vélez avisaron por frecuencia radial de la Policía la presencia de "seis sierras (sospechosos)" en un Fiat Argo. Declararon que un motociclista les advirtió que el auto lo encerró con supuestas intenciones de robo.

 

Para el fiscal, los uniformados pusieron en marcha un plan para ocultar este tipo de acciones delictivas. Los responsabilizó de formar parte del "muro de la indolencia" con el propósito de "falsear información, 'plantar' pruebas, evadir responsabilidades y avalar el 'mecanismo' de encubrimiento".

 

 

Los principales acusados como coautores del crimen

 

- Lucas Damián Gómez (cabo): está detenido en Bouwer e imputado por homicidio calificado agravado y homicidio calificado agravado en grado de tentativa. 

 

Es el policía acusado de matar de un balazo en la espalda a Valentino Blas Correas en la madrugada del 6 de agosto del 2020.

 

El juicio contra Gómez inició a fines de diciembre del 2021. En febrero de este año fue condenado a dos años y seis meses de prisión condicional y 15 meses de inhabilitación por encubrimiento doblemente agravado. Castañares ya había sido condenado a 15 años de cárcel.

 

- Javier Catriel Alarcón (cabo): también está detenido. En el juicio deberá responder por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y calificado por haber sido cometido en abuso de su función por un miembro de las fuerzas policiales. 

 

También está imputado por homicidio calificado agravado en grado de tentativa por los disparos efectuados a los cuatro amigos de la víctima que iban en el auto.

 

Principales acusados por ocultamiento

 

- Sergio Alejandro González (subcomisario): detenido e imputado por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgado por omisión de deberes de funcionario público.

 

- Jorge Ariel Galleguillo (comisario inspector): detenido e imputado por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgado por omisión de deberes de funcionario público.

 

- Enzo Gustavo Quiroga (subcomisario): detenido e imputado por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgado por omisión de deberes de funcionario público.

 

- Walter Eduardo Soria (comisario inspector): detenido e imputado por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgado por omisión de deberes de funcionario público.

 

Imputadas con beneficio de prisión domiciliaria

 

- Yamila Florencia Martínez (oficial): imputada por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgada por omisión de deberes de funcionario público.

 

- Wanda Micaela Esquivel (agente): imputada por encubrimiento por favorecimiento personal y real agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente (el crimen). También será juzgada por omisión de deberes de funcionario público.

 

Imputados en libertad

 

- Rodrigo Emanuel Toloza (agente): encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente.

 

- Leonardo Alejandro Martínez (cabo): encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente.

 

- Leandro Alexis Quevedo (cabo): encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente.

 

- Ezequiel Agustín Vélez (oficial ayudante): encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y por la gravedad del hecho precedente.

 

- Juan Antonio Gatica (comisario inspector): encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional.

 

El imputado 14

 

Juan Orlando Ramírez está imputado por el delito de coautor de privación ilegítima de la libertad calificada. Es por otro hecho ocurrido en 2013 cuando se desempeñaba en la Policía Caminera junto a Javier Catriel Alarcón.

 

Tanto Ramírez como Alarcón serán juzgados por lo ocurrido en Río Segundo durante el juicio por el crimen de Blas Correas.

 

Otro juicio

 

Además de los efectivos policiales, la Justicia confirmó que irán a juicio los empleados del sanatorio que no atendieron a Blas cuando era trasladado herido en grave estado.

Se trata de tres empleados administrativos del Sanatorio Aconcagua, ubicado en Nueva Córdoba. Por un lado, Fernando Gabriel Casalino está imputado por abandono de persona, mientras que Guadalupe María Laura Moya y Paola Andrea Mezzacapo por omisión de auxilio.