03/06/2021 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Régimen en Nicaragua: Detuvieron a la dirigente opositora Cristiana Chamorro, pre-candidata presidencial

La aspirante a la presidencia se encuentra con prisión domiciliaria. La orden fue dictada por la jueza Karen Chavarría Morales. El miércoles, la policía irrumpió violentamente en su vivienda donde mantuvieron cerca de cinco horas de allanamiento. La Justicia inhabilitó su candidatura para las elecciones de noviembre.

Cristiana Chamorro líder opositora de Nicaragua

Efectivos de la policía de Nicaragua ingresaron el miércoles a la casa de la aspirante a la presidencia Cristiana Chamorro con una orden de “allanamiento y detención” emitida por una jueza local, se informó oficialmente. La orden fue dictada por la jueza Karen Chavarría Morales del distrito noveno de Audiencia Penal, según un comunicado emitido por esa dependencia judicial.

Tras cinco horas de allanamiento, a las 5:15 pm (hora de Managua) Cristiana Chamorro quedó bajo arresto domiciliar, según reveló su hermano Carlos Fernando Chamorro, quien añadió que la vivienda “sigue ocupada por la Policía”.

La presidenta de la organización no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, declaró a periodistas que los agentes policiales irrumpieron “violentamente” este miércoles en la residencia de Chamorro, ubicada a unos 11 kilómetros al sur de la capital.

El diario nicaragüense La Prensa informó que dentro de la vivienda se mantienen agentes de la Policía con armas largas y en los alrededores hay policías y civiles observando el desarrollo de los hechos. La líder opositora se halla en el interior de la casa con su hija, según contó su cuñada, Verónica Lacayo.

Cristiana Chamorro había convocado a una rueda de prensa a las 12 (1800 GMT) y el ingreso de los agentes policiales se produjo unos 15 minutos antes de esa hora. Chamorro, de 67 años, es investigada por supuesto lavado de dinero por la Fiscalía que la noche del martes la declaró acusada y pidió a las autoridades competentes inhibirla para postularse a un cargo público.

De acuerdo al comunicado de la Dirección de Prensa y Relaciones Públicas Complejo Judicial Central Managua, Chamorro está acusada de “gestión abusiva, falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense”. “La doctora Chavarría también ordenó radicar las diligencias y dar el trámite de ley al proceso judicial. Una vez aprehendida y puesta a la orden de la autoridad judicial, a la acusada se le realizará la respectiva audiencia”, indicó el parte de prensa del régimen.

El director Ejecutivo de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, señaló la gravedad del asunto e indicó que exigía que se respetaran los derechos humanos de la candidata y principal referente de la oposición nicaragüense. “Exigimos que se respeten sus DDHH. La comunidad internacional debe estar alerta ante esta campaña de abusos que busca impedir cualquier posibilidad de elecciones justas en el país”, dijo Vivanco.

“La administración Biden y la Unión Europea deben condenar al unísono este plan para impedir elecciones libres. Urge una estrategia multilateral para frenar a Ortega”, añadió.

Perseguida política

Ayer martes, el Ministerio Público de Nicaragua acusó a Chamorro -hija de la ex mandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997)- por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos. La justicia de Ortega ejecutó hoy la orden.

La Fiscalía del régimen sandinista también solicitó la inhabilitación para cargos públicos a Chamorro Barrios, la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las elecciones de noviembre, en las que el dictador Daniel Ortega busca una nueva reelección, según una encuesta de la firma CID Gallup, “por no estar en el pleno goce de sus derechos civiles y políticos por encontrarse en un proceso penal”.

Además, el Ministerio Público procedió a solicitar las medidas precautelares de retención migratoria con el fin, según indicó, de evitar que evada el proceso investigativo llevado en su contra. Asimismo, pidió se prohíba a Chamorro Barrios a concurrir a determinadas reuniones y lugares, y de comunicarse con personas vinculadas a los hechos investigados.

La aspirante a la Presidencia de Nicaragua y periodista Cristiana Chamorro Barrios (c) es perseguida por el régimen de Daniel Ortega quien teme su candidatura. Estas mismas medidas cautelares, excepto la inhabilitación para cargos públicos, se solicitaron contra la corresponsal de la cadena hispana Univision en Nicaragua, María Lilly Delgado Talavera, y los periodistas María Lourdes Arróliga Vanegas y Guillermo José Medrano, extrabajadores de la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

La Fiscalía informó “que se continúa el proceso por el delito de lavado de dinero, bienes, activos y otros” por el que se investiga a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que cerró en febrero pasado.

“El Ministerio Público continuará realizando todas diligencias investigativas necesarias para esclarecer los hechos. Hemos llamado y seguiremos llamando a todas aquellas personas que aparecen como beneficiadas” por esa ONG, adelantó.

Según el Ministerio de Gobernación del régimen, esa ONG, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, “incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, período 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero, por lo que se “ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente”.

Qué piensa Chamorro

En enero de este año, Chamorro dejó algunos conceptos en una entrevista a fondo con Infobae. En ella, entre otras cosas, señaló: “Nosotros tenemos un compromiso de vida con la democracia, con la libertad, con el desarrollo, y en estas circunstancias que estamos ahorita, a donde nos ha llevado esta dictadura, creo que es urgente devolverles a los nicaragüenses su país”.

“Nicaragua es interesante. Ortega luchó para derrocar a Somoza y después Ortega se convirtió en un Somoza. Después vino mi madre, compitió contra Ortega y le ganó… puede ser. No hay que adelantarse a los tiempos, pero no le veo ninguna sorpresa porque esta hija, como decís, o esta ciudadana, ha estado desde esos tiempos en la vida de Nicaragua y como otras mujeres igual que yo sentimos que Nicaragua necesita ese cambio, y si uno lo tiene que hacer uno lo hace. Aquí estoy”, había dicho entonces la candidata perseguida por su rival.

    Compartir: