09/01/2021 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Trump no asistirá a la ceremonia de traspaso de mando a Joe Biden

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes que no asistirá a la ceremonia de investidura de su sucesor, Joe Biden, el 20 de enero.

“A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de juramento el 20 de enero”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Será el primer mandatario saliente en no asistir a un acto de asunción en 150 años, a excepción de Richard Nixon, quien ya había renunciado a su cargo. Anteriormente, en los siglos XVIII y XIX, no habían estado presentes en el tradicional acto los ex mandatarios John Adams, John Quincy Adams y Andrew Johnson.

Trump hizo el anuncio tras reconocer este jueves su derrota en los comicios, ante la amenaza de que se inicie un proceso de destitución contra él, acusado de instigar el asalto al Capitolio por parte de sus seguidores.

En un video publicado también Twitter, Trump emitió finalmente el mensaje sobre los comicios que medio país esperaba escuchar desde hacía dos meses, y condenó el ataque al Congreso.

“El Congreso ha certificado el resultado (de las elecciones). Una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero. Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas”, afirmó.

“Este momento llama a la sanación y a la reconciliación”, dijo el jefe de Estado, un día después de incitar a miles de sus seguidores a que marcharan al Capitolio para intentar interferir en el proceso de ratificación del resultado electoral.

El mandatario saliente comenzó su video refiriéndose al “atroz ataque al Capitolio de Estados Unidos”, y se declaró “indignado por la violencia, la ilegalidad y el caos”.

“Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. A aquellos que se implicaron en actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país. Y a aquellos que rompieron la ley: pagarán por ello”, recalcó.

Trump también justificó la violencia en un tuit el miércoles, lo que llevó a que Twitter suspendiera durante 12 horas su cuenta, que el mandatario saliente no volvió a utilizar hasta que publicó el video este jueves.

El presidente saliente llamó a “restaurar la calma”, pero luego defendió su cruzada contra el resultado de las elecciones que ha inflamado las tensiones en el país: “Mi único objetivo era asegurar la integridad del voto, estaba luchando para defender la democracia estadounidense”.

“A todos mis maravillosos seguidores: sé que están decepcionados, pero también quiero que sepan que nuestro increíble viaje no ha hecho más que comenzar”, concluyó.