22/11/2020 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Al menos tres muertos y 21 heridos tras el lanzamiento de cohetes en Afganistán

Ocurrió este sábado en Kabul, tras as explosiones causadas por el impacto de 14 cohetes, que han sido escuchadas en distintas partes de la ciudad.

El Ministerio de Salud afgano confirmó a una agencia de noticias local las cifras, que podrían aumentar, ya que fuentes en el hospital de emergencias de Kabul elevarían a 28 el número de personas que están siendo tratadas.

Los artefactos, disparados desde morteros, explotaron en zonas residenciales de la ciudad y uno de ellos explotó en las cercanías de una escuela, mientras que el objetivo de otro fue la plaza donde tiene sus oficinas el vicepresidente.

Las explosiones, que de momento no fueron reivindicadas, se produjeron antes de los encuentros previstos en Doha, Catar, entre el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y los negociadores de los talibanes y del gobierno afgano, con quienes se reunirá por separado.

En Kabul, se escuchaban las alarmas de las embajadas y de las empresas y en torno a la Zona Verde, un barrio fortificado que alberga a decenas de compañías internacionales y a sus empleados.

Por las redes sociales circulaban fotografías, no verificadas, de lo que parecían ser impactos de cohetes en al menos dos edificios. Afganistán se ha visto sacudido por una ola de violencia desde hace meses. Los talibanes se comprometieron a no atacar zonas urbanas, en virtud de un acuerdo de retirada de las tropas estadounidenses, pero las autoridades de Kabul acusaron a los insurgentes o a sus seguidores de ataques recientes en la capital.

Los negociadores de los talibanes y del gobierno afgano iniciaron los diálogos de paz a mediados de septiembre, en Catar, pero los progresos llegan con cuentagotas.

En los últimos seis meses, los talibanes han llevado a cabo 53 atentados suicida y provocado 1.250 explosiones, que causaron 1.210 muertos y 2.500 heridos entre los civiles, declaró esta semana el portavoz del Ministerio de Interior, Tariq Arian.

Fuente: La Nación