23/05/2020 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

En Brasil mueren más jóvenes por coronavirus que en el resto del mundo

La proporción de adultos jóvenes muertos por el coronavirus en Brasil es superior a la de otros países, principalmente en las clases más pobres.

En este país de 210 millones de habitantes, con una población más joven que la europea, el 69% de los fallecidos por covid-19 tienen más de 60 años, según cifras oficiales. Mientras que en países como Italia y España, los mayores de 60 representan el 95% de los decesos.

La principal diferencia que justifica esta afirmación es por la pirámide de población: apenas 13,6% de los brasileños tienen más de 60 años, frente al 25% de los españoles y 28% de los italianos.

"Como nuestra población es más joven, es normal que el porcentaje de muertes sea más elevado entre los brasileños con menos de 60 años, pero también se debe al hecho de que estos adultos jóvenes respetan menos las medidas de confinamiento", explicó a la AFP Mauro Sanchez, epidemiólogo de la Universidad de Brasilia.

El porcentaje de muertos por coronavirus con menos 60 años -que era 19% en abril- escaló a 31% esta semana, cuando el país registró por primera vez, el martes, más de mil muertes en un día.

La cifra acumulada de muertes superó el jueves los 20.000, un 57% del total de los de América Latina.

Con respecto a los contagios, el Ministerio de Salud no provee datos sobre las franjas de edad. Especialistas señalan además que los datos oficiales de contagios pueden ser hasta 15 veces menores que los casos reales, debido a la falta de test generalizados.

Según estimaciones del colectivo de investigadores Covid-19 Brasil, el país ya acumularía más de 3,6 millones de infectados, frente a los 310.087 que figuran en los informes ministeriales.

Según proyecciones del grupo, las franjas de edad de 20 a 29 años y de 30 a 39 concentran más de 580.000 casos cada una, o sea alrededor de un tercio del total de contagios.

Para Julio Croda, infectólogo de la Universidad de Mato Grosso do Sul, los adultos jóvenes de clases pobres corren más riesgo de enfermarse gravemente de covid-19.

"Muchos no tienen acceso a una alimentación saludable y presentan muchos factores de riesgo relevantes, como obesidad, hipertensión y diabetes", explica.

"Esto deconstruye el discurso de quienes defienden el aislamiento vertical, o sea, confinar apenas a los ancianos", añade Croda, exdirector del departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, que renunció en marzo por discordar con la política implementada.