24/03/2020 | Ahora Malvinas | Internacionales

Internacionales

Reino Unido decretó el aislamiento total por tres semanas

El primer ministro Boris Johnson exceptuó las salidas para comprar productos de primera necesidad y hacer ejercicios físicos. La pandemia ya mató a 335 personas e infectó a 6.650 en el país europeo.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ordenó este lunes a los británicos que se queden aislados en sus hogares por tres semanas, excepto para comprar productos de primera necesidad y hacer ejercicios físicos, con el objeto de contener la propagación del coronavirus.

Lo hizo después de que el fin de semana miles de ciudadanos desoyeran las recomendaciones de mantener distancia y se volcaran a parques, playas y ferias.

En conferencia de prensa, el primer ministro anunció el bloqueo total en el Reino Unido en línea con las medidas de los países vecinos para frenar la escalada del virus que ya mató a 335 personas e infectó a 6.650 en el país.

Informó que sólo se permitirá salir lo mínimo indispensable para comprar lo necesario para cubrir las necesidades básicas y salir a hacer ejercicio como correr, caminar o andar en bicicleta.

Johnson dijo que podrán ir al médico, salir para ayudar a personas enfermas o vulnerables, viajar hacia y desde el trabajo, pero solo si es absolutamente necesario y no se puede realizarlo desde el domicilio.

Sostuvo que tampoco se podrá salir con amigos ni encontrarse con otros miembros de la familia que no viven en el mismo domicilio ni salir a hacer compras de otro tipo salvo productos como alimentos y medicina.

El líder británico dijo además que los parques "permanecerán abiertos para hacer ejercicio, pero las reuniones se prohibirán". Aclaró que las tiendas que venden productos no esenciales estarán cerradas, así como las bibliotecas, los parques infantiles y los lugares de culto.

"Se prohibirán las reuniones de más de dos personas en público, excluyendo a las personas que están en el mismo hogar; bodas, bautizos y otras ceremonias se detendrán, pero se excluyen los funerales", explicó el primer ministro.

"Ningún primer ministro quiere promulgar medidas como esta", y subrayó que comprende el "daño que está causando esta interrupción", expresó. Prometió además mantener las medidas "bajo revisión constante" y señaló que el gobierno "verá esto nuevamente en tres semanas y las flexibilizará si hay pruebas que demuestren que somos capaces de hacerlo".

"Si no sigue las reglas, la Policía tendrá los poderes para hacerlas cumplir, incluso mediante multas", advirtió.

Más temprano el gobierno anunció que instará a que más de 1,5 millones de personas con mayor riesgo de contraer coronavirus se queden en sus domicilios por tres meses, mientras advirtió al resto de la población que si no respetan las recomendaciones para no propagar más el virus implementarán medidas más estrictas como un bloqueo en todo el territorio.

"El Servicio Nacional de Salud se comunicará con estas personas en los próximos días para instarles a quedarse en casa por un período de al menos 12 semanas" , indicó e informó que se les suministrará alimentos y medicamentos que se los harán llegar a la puerta de sus hogares.

El alcalde de Londres, Sadiq Kahn, también alertó en un mensaje televisado que la Policía podría usar poderes de emergencia para hacer cumplir las normas sobre distanciamiento social para reducir la propagación del coronavirus.

Debido a la misma situación el gobierno ordenó el viernes el cierre de pubs, restaurantes, gimnasios y cafeterías así como la reducción en los medios de transporte público.